fbpx

En la historia del scooter, son muchas las fechas de fabricación inicial que se manejan, algunos indican que sus inicios se remontan a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX. Uno de los scooters más conocido fue el Autoped de la marca Krupp en 1919 con ruedas de 10” y motor a gasolina de 155cm3, fabricado en Long Island Nueva York y que alcanzaba unos 25 Km/h.

En 1918, Eveready Battery Co. compró la compañía y añadió una batería y bobina de encendido. Adicionalmente diseñó un sistema de plegado para este equipo, que permitía hacerlo más compacto y así poder guardarlo en espacios más reducidos. Con estas nuevas modificaciones este scooter llegó a pesar 43,5 kg, teniendo el mayor peso en su parte delantera donde estaba ubicado el motor. Con estos alcances pensaríamos que ya el scooter eléctrico estaría listo para conquistar el mercado, pero rápidamente fue desplazado por las motocicletas y su uso dejó de ser común.

Así vuelven al mercado.

En la década de los 50 aparece la patineta o skate, entre las diferentes historias, la más popular acerca de su origen cuenta que un grupo de surfistas en épocas de pocas olas, tuvieron la idea de colocarle ruedas a una tabla de surf para rodar sobre ella en el pavimento, con el tiempo se fue perfeccionando la idea hasta que el skate se volvió popular en la diversión de los jóvenes de la época.

Fue en la década de los 60 que se hace una modificación añadiéndole una barra vertical que brindaba mayor estabilidad y seguridad al usuario, así es como nacen los primeros scooters de madera. Estos primero modelos eran rudimentarios y no podían girar, los giros se hacían mediante la inclinación del usuario hacia los lados.

En las últimas décadas del siglo XX aparecen nuevamente en el mercado, pero como un juguete de paseo para niños. No sabíamos en ese entonces que hoy en día, al contar con motor y batería, se convertiría en un medio de transporte muy bien posicionado en el mercado.

En los años 80 se inició su fabricación con materiales menos pesados y más resistentes, como el aluminio, de igual forma se incluyeron otras mejoras como el freno trasero, mecanismo de giro, y ruedas de polímeros resistentes con las que se alcanzaba mayor velocidad y mejor agarre.

Los primeros intentos con la electricidad.

Finalmente en los años 90 es cuando a los scooters se les añade un motor eléctrico, batería y los demás componentes necesarios para ir mejorando su potencia y rendimiento. En 1991, se inventaron las baterías de litio-ion, que pueden almacenar la mayor cantidad de energía por kilogramo y tienen tiempos de carga más rápidos, siendo también las más ecológicas en comparación con sus predecesoras.

En Francia durante el año 1996 fue Peugeot la primera en realizar la producción en masa de una motocicleta eléctrica tipo scooter llamada Scoot’Elec, este modelo alcanzaba una velocidad máxima de 45 km/h y tenía un alcance de 40 km, tuvo un gran éxito y se produjo en serie durante 10 años. La producción del Scoot’Elec fue muy importante para lo que sería el día de hoy la comercialización de scooters eléctricos, aunque este modelo era bastante pesado y  poco amigable con el medio ambiente al utilizar baterías de Ni-Cd, siendo el níquel y el cadmio extremadamente tóxicos para los seres humanos y el ambiente.

Un empresario suizo apuesta por la electromovilidad.

Wim Ouboter, un empresario, exbanquero suizo y fundador de Micro Mobility Systems fue el primero en comercializar un modelo de scooter para adultos, a principios de los 90 diseñó un modelo plegable con dos ruedas alineadas, manubrio y con un peso entre los 2 y 5 kg, en su entorno no le dieron importancia a su proyecto y lo dejó a un lado. Así es como en 1997 se asoció con su suegro y creo Micro Mobility Systems, hizo negocios con una empresa de Taiwán, llamada J.D Components Co., dispuesta a producir su modelo. En 1999 lo comercializaron en Japón, pero como un scooters para niños, llegando a ser un éxito y produciendo 80.000 unidades al día.

Después de volverse populares, la competencia creció considerablemente con modelos muy parecidos al suyo inundando el mercado, por ello Win Ouboter pensó en modelos eléctricos. En 2003 Razor presentó en Estados Unidos un modelo con una batería incorporada. La legislación suiza, no permitió a Micro Mobility sacar al mercado uno así hasta 2013. En Suiza no se podía conducir un vehículo eléctrico en las veredas, por lo que diseñó un scooter híbrido, con la posibilidad de elegir el modo con electricidad o sin ella. A partir de este caso podemos ver que algunos países desde al menos 17 años atrás han buscado normar la circulación de estos equipos en las vías.

En nuestra próxima publicación podrás conocer las legislaciones actuales de muchos países referentes al uso de los scooters eléctricos.

Open chat
1
Hola 😳,

¿En qué puedo ayudarte?