Movimiento que te libera: Bicicleta vs scooter eléctrico

Publicado por Florencia Dinamarca en

Es muy probable que no supieras, pero este sábado 3 de junio se celebra el Día de la Bicicleta, que fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el propósito de destacar este medio de transporte, ya que es sostenible, limpio, ecológico y muy bueno para la salud.

Y si bien nosotros también creemos que la bicicleta es una excelente forma de traslado, pensamos que, comparada a nuestro Muvter Pro, no hay por dónde perderse.

Es que nuestro scooter eléctrico es lo máximo: hecho con materiales altamente resistentes y con un diseño elegante y moderno, cuenta con luces delanteras y traseras y alcanza una velocidad promedio de 38 km/hr.

Además, tiene autonomía de 35 a 40 km, resiste pasajeros de hasta 100 kg y su motor es de 500W, lo que te permitirá trasladarte todos los días de manera cómoda y segura.

¡Ojo! No estamos diciendo que esté mal preferir la bicicleta, ya que aparte de ser un medio de transporte también es un excelente ejercicio cardiovascular, solo te decimos que, si de traslados se trata, nuestro scooter es la mejor opción.

5 diferencias importantes entre la bicicleta y el scooter eléctrico

  • Mejor ejercicio, más transpiración

La bicicleta supone un ejercicio mucho más intenso que el scooter, ya que necesitas pedalear constantemente para poder desplazarte; pero por lo mismo, llegarás transpirado y cansado a tu destino y es muy probable que necesites una ducha después del trayecto, sobre todo en esos días más calurosos.

  • Cuidado con la delincuencia

El scooter eléctrico es plegable y pesa solo 18 kg, por lo que puedes llevarlo contigo a todas partes sin dejarlo estacionado; en cambio, la bicicleta no puede plegarse y debes buscar estacionamiento para ella, corriendo el riesgo de que te la roben mientras no estás (sí, eso pasa aunque la dejes con candado).

  • Ojo con quedarse varado

Las ruedas de las bicicletas son de materiales más débiles que las del scooter eléctrico, lo que las hace más propensas a pincharse con clavos, ramas u otros artefactos; mientras que el scooter está fabricado de materiales más resistentes y el riesgo de que una de sus ruedas deje de funcionar y te quedes varado en la mitad del trayecto es prácticamente inexistente.

  • Evita subidas empinadas

Ufff, nos atrevemos a decir que a nadie le gusta hacer subidas en bicicleta. Es que el esfuerzo físico que se invierte en ello es agotador, y por eso somos muchos los que preferimos evitar subir cuestas. Bueno, con el scooter eléctrico no deberás preocuparte de esto, ya que su potente motor te permite subir inclinaciones de hasta 15°.

 

  • Más esfuerzo para trasladarte

Otro punto importante es que la bicicleta definitivamente supone un esfuerzo físico mucho mayor que el scooter y no siempre estamos con los ánimos de salir a pedalear para movernos. Es más, hay muchas personas que no sienten tanta energía durante la mañana y el solo hecho de pensar que deben vestirse para hacer ejercicio con tal de llegar a su destino puede suponer un agote mental. Con el scooter no deberás preocuparte de esto, ya que solo debes apretar el acelerador y esperar que haga todo el esfuerzo por ti.

 

Eso sí, un plus de la bicicleta es que no necesita cargarse para funcionar, a diferencia del scooter, que sí debe estar conectado a la corriente para recargar su batería. Aunque el gasto mensual que supone esto es mínimo -$5.600 si lo cargas día por medio y $11.000 si lo cargas a diario-, es algo que también debes considerar.

¿Y tú? ¿Con qué medio de transporte te quedas?

 

← Publicación más antigua Publicación más reciente →

Dejar un comentario

Muvter

RSS
Scooters

Beneficios de pasar tiempo al aire libre

Por Antonia Guzmán

Y tú, ¿sabías que pasar tiempo al aire libre beneficia tu salud? ¡Es cierto, no solo algo que se diga por decir! Muchos estudios han...

Leer más

¿Por qué llevamos una vida cada vez más sedentaria?

Por Antonia Guzmán

No en noticia para nadie que cada vez somos más sedentarios. A este punto, es un hecho evidente para todos nosotros, sin embargo, ¿sabes por...

Leer más